– Cuentos

                        EXCURSIÓN AL DESIERTO
 
Un día en el desierto del Sahara, un hombre llamado Rodrigo se encontró a dos exploradores.
Rodrigo: ¡Anda!, pero que veo, si son exploradores.
Alicia: ¡Hola! Soy Alicia, y él es mi compañero Tom
Tom: ¡Qué tal amigo! ¿Has visto a alguien por aquí? Porque somos exploramigos.
Rodrigo: ¿Explora qué?
Tom: Pues que buscamos amigos por todo el mundo
Rodrigo: Yo tengo una hermana, pero… no sé donde está ¿podéis buscarla
Tom y Alicia: ¡Claro que sí!
Narradora: De pronto apareció la hermana de Rodrigo, Widiám.
Widiám: ¡Pero! ¿Quiénes son esos?
Tom: Nosotros somos Tom y Alicia, los exploramigos.
Widiám: ¡Explora qué?
Alicia: Exploramigos, hacemos amigos en todo el mundo.
Widiám: ¿Puedo ser vuestra amiga?
Tom: ¡Sííííí´!
Narradora: Ahora aparece Rodrigo y pregunta…
Rodrigo: ¿Queréis venir de excursión?
Todos: ¡Sííííi´!
Narradora: Entonces fueron a la cueva y allí…
Widiám: ¡Mirad un tesoro!
Rodrigo: ¡Esperad! Sólo puede entrar una persona. Que entre Alicia.
Narradora: Entonces Alicia entró y como era tan buena repartió el tesoro con todos sus amigos.
                                                        Gema Flores Navarro

EL LOBO MALVADO COME HOMBRES

 Érase una vez una mujer simpática, muy guapa por su peinado, sus ojos eran celestes, su nariz pequeña y sus mofletes rojos. Ella vestía con un vestido largo y de color blanco y unas sandalias de campo. Vivía en un bosque y la mujer salía todos los días a recoger fresas.

Una noche de tormenta la mujer salió a recoger fresas pensando que no iba a llover también que no habría lobos. Cuando llegó al bosque empezó a llover y oía un ruido ¡auuuuu! y pensó, no puede ser un lobo y empezó a correr y el lobo iba detrás de ella, pero el lobo tomó un atajo y la pilló y se la zampó. Al día siguiente vino un guerrero porque le habían contado que había un lobo, se adentró en el bosque y lo fue buscando. Vio una cueva, en la que se escuchaban muchos ruidos, era oscura, húmeda, tenebrosa y tenía agujeros grandes ¿Sabéis lo qué había allí? Pues os lo voy a contar: eran dos lobos, el guerrero sacó su espada y empezó a luchar con uno, pero faltaba el segundo cuando apareció, el guerrero sacó otra espada y luchó con ellos. Por fin los mató y salvó a la mujer. A los dos lobos se los comieron asados y el guerrero y la guapa mujer se casaron.

José María Fernández Sánchez

En esta página copiaremos los cuentos que nosotros y nosotras inventemos, aquellos que nos hayan gustado y queramos recomendar, algunos contados en clase o en casa, clásicos, modernos, tradicionales…

♦ Recomiendo un libro  Gema Flores

♦ “El león y los animales” escrito por Javier Gaona

Érase una vez en Nueva York, en el zoo de Central Park, un león estaba preparando una huida del zoo. El león se llama Yeremy y sus amigos la cebra Carla y el elefante Jairo. Salieron de sus jaulas y con un alambre abrieron la puerta de la valla, salieron a la calle y fueron directos a un barco Yeremy dijo: ¡Todos a bordo! Jairo cayo al agua y murió, pero Carla pudo entrar en el barco. Ese barco no llevaba capitán, entonces Yeremy no sabía manejar barcos y Carla tampoco. Más tarde chocaron con una palmera y encontraron una isla donde con los troncos de las palmeras Yeremy, gracias a sus garras, cortó pequeños palos y con eso hicieron una hoguera, y se construyeron una cabaña. Al día siguiente Yeremy cazó dos pájaros para comer, se alimentaban de carne y de agua de los cocos para beber. Un día en esa isla los encontró un hombre que se llamaba Javier y vivieron felices y no muy perdices.

♦ Los amigos aventureros de Alejandra Asensio

Érase una vez tres amigos aventureros que querían vivir una aventura en la selva, pero no sabían cómo se hacía una aventura. Les llamaban: Leonar al león, Rayitas a la cebra y Pluto al elefante. Una mañana, Pluto soñó algo extraordinario, que él estaba en un castillo con sus amigos tomando el té. Leonar y Rayitas habían soñado lo mismo que su amigo y además salían los tres en el sueño. Creían que era una gran aventura de la imaginación. Al día siguiente vino un hipopótamo y le dio a Rayitas un mapa y los tres empezaron una gran aventura.

♦ La cebra tonta de Jairo Giménez

Érase una vez una cebra que estaba en el cole, la seño le dijo: -¿cuánto son 2 +2?, la cebra dijo que 5 y la profesora, de mal humor, dijo:- ¡no, no y no! protestando. La cebra triste fue a casa de su amigo el león y éste le consoló. Después la cebra se fue y se encontró a Elefantito y habló con él y le preguntó: -¿dónde vas?, la cebra aún desconsolada le contestó: -no lo sé. Se fue caminando tristemente. Al día siguiente fue al cole y la seño pregunto:-¿cuántos son 10 + 10?, la cebra pensó y pensó y contesto que eran 20, y acertó. Entonces se puso contentísima.

♦ Lion tiene hambre de Daniel lópez

Érase una vez en la selva tres animales que eran: un león, una cebra y un elefante que se llamaban Lion, Blanegra y Josefante. Lion tenía unas mandíbulas enormes y unas garras afiladas, Blanegra tenía unas patas medianas  y era muy rápida y Josefante era grandísimo. Un día Lion se encontró con Blanegra y como ésta era muy rápida no se la pudo comer, más tarde se encontró con Josefante,  pero tampoco se lo pudo comer. A los dos animales les dio pena el león y le dieron un filete.

♦ Los amigos de la selva de Dilena Espín

Érase una vez tres amigos: una cebra que se llamaba Lilia, un león que se llamaba Leonardo y un elefante que se llamaba Lorton. Ellos eran muy amigos. Un día Lilia quería ir de camping a la selva pero Lorton quería bañarse en su piscina, mientras Leonardo  paseaba y vio un castillo, se lo contó a sus amigos y decidieron ir. De camino al castillo se encontraron a su amiga Amalia, una serpiente y le preguntaron cuál era el camino más corto del castillo, ésta se lo dijo y llegaron. La reina al verlos des dejo pasar porque le encantaban los animales, pero a su hija Mariadolores no. Cuando la niña los vio se asustó y también tuvo miedo del león. A la mañana siguiente la reina le dijo a su hija que no hacían nada, entonces ella se dio cuenta de que eran buenos. La reina se alegró mucho y dejo que se quedaran un mes entero.

♦ El cuerno de Nubas desaparece de Lucía Ferrer

Érase una vez en una selva vivían tres animales, uno era un elefante, otro una cebra y un león. El elefante era muy grande, la cebra tenían las raya muy rectas y el león con mucho pelo. Un día el elefante, Nubas se despertó y le faltaba un cuerno, se reunió con sus dos amigos y les contó lo ocurrido. Se fueron a discutir Nubas, Blanqui, la cebra y Sol el león. Se encontraron a Jira la jirafa y les dijo que tenían que subir una montaña para buscar el cuerno, ya que el zorro se lo habían quitado. Fueron a la montaña donde vivía el zorro, pasó una hora y llegaron a la cima, allí vieron una casa de la que salía alguien. ¡Era el zorro, que iba a coger manzanas ¡ Éste los vio y les preguntó que hacían allí, Nubas le dijo que le devolviera su cuerno, entonces el zorro se fue sin decir nada. Blanqui  y Sol le preguntaron que por qué no decía nada, el zorro se enfadó y les grito:- ¡es que no me podéis dejar en paz! y los atacó. Entonces  Nubas vio una cueva y dijo:- ¡chicos venid he encontrado una cueva! Bajaron y se encontraron un montón de juguetes, buscaron el cuerno de Nubas hasta encontrarlo, éste se puso su cuerno y jugaron y vivieron felices.

♦ La selva encantada de María del Mar Gil

Hace muchos años vivían, en la selva,  tres animales que eran: un elefante, un león y una cebra. El elefante se llamaba Canto porque cantaba un montón, el león se llamaba Selva porque siempre estaba en la selva y por último una cebra que se llamaba Premio porque siempre ganaba todos los premios. Un día los tres amigos se adentraron en la selva, pero a la cebra se le engancharon unas ramas y gritó:- ¡socorro!, el león y el elefante la oyeron pero no le hicieron caso y siguieron su camino. El elefante cayó en un en un agujero y dijo:-¿esto qué es? Su amigo le contestó que era un zoo, donde viven los animales para que la gente los vea. El león le explicó que jamás volverían a la selva ni a ver a su amiga la cebra.

♦ Los animales de Cristina Guillén

Érase una vez en la selva de África, tres animales muy amigos que se  que llamaban: Manolico  el elefante, Conchi la cebra y Leo el león. Un día que estaban jugando en el río unas serpientes les picaron en la pata a los tres, y les dolió mucho. Fueron a que las serpientes les pidieran perdón,  pero éstas no querían. Así que los amigos tramaron un plan que consistía en hacer muñecos de ello mismos y ponerlos en el río para que cuando vinieran, a picarles de nuevo, engañarlas  y además pusieron una red para atraparlas. Al día siguiente las serpientes fueron al río y cuando hincaron los dientes en los muñecos se les echo encima una red. Los animales fueron para que les pidieran perdón, ellas lo hicieron y se hicieron amigos para siempre.

♦ El zoo mágico en la selva de Gema Flores

Un día en el zoológico de Córdoba llegó un hada en forma de cebra e hizo que el zoo fuera mágico, pero otra hada en forma de koala hizo que le cayera una maldición que consistía en que el zoo se llenara de oscuridad. Pero todos los animales tenían miedo incluso los murciélagos. Y solo tres animales querían ser los héroes y traer la luz. Jorge, el elefante, Amelia, la cebra y Leo, el león. El hada les dijo que tenían que resolver un acertijo que era:” Es una flor que va girando a la vez que el sol” y como la cebra lo sabia dijo que era el girasol, entonces el hada dijo que había acertado. Y Leo decía que conocía una gacela que tenía un huerto de girasoles. Cuando llegaron allí le dieron hierba a la gacela y ella les dio el girasol. Luego se fueron a donde vivía el hada y ella les dijo que habían superado el acertijo. Por fin la luz volvió al zoo y todos fueron felices.

♦ Lorena y Sakira  de  Mª José Garrido

Érase una vez una niña llamada Lorena que tenía un elefante que se llamaba Sakira y vivía en el campo con ella, a los dos les gustaba mucho jugar. Un día de verano Lorena y Sakira estaban jugando en el mar y vieron una cebra y un león y les preguntaron que si querían ser sus amigos. La cebra y el león le dijeron que sí. Siempre jugaban en el mar, pero un día el león y la cebra se enfadaron con Sakira porque ésta los había pisado y roto la pata. Entonces Lorena llevó a la cebra y al león al médico para que les curase la pata  y volvieron a la ciudad y vivieron felices.

♦ Los tres amigos perdidos en la selva de Pula Gil

Érase una vez un elefante, una cebra y un león que se perdieron en una selva. Empezaban a andar con la cabeza mirando hacia abajo porque estaban tristes, no tenían comida ni amigos, pasaron la noche en una cueva y por la mañana siguieron andando. La cebra se cayó de culo y dijo:- ¡socorro me he caído , ayudadme! El elefante y el león le ayudaron a levantarse, vieron un río y corriendo fueron a beber agua, también había un árbol y el elefante como era muy gordo y grande subió a la cebra, la cebra subió al león pero no llegaban. Entonces vieron a un tigre, y el tigre se subió encima del león para coger un coco que había. Se comieron el coco entre todos hasta hincharse.

♦ Un gran misterio de Ros del Pino

Érase una vez un león grande, se llamaba Leonardo, un elefante pequeñito llamado Fran con la cola larga y gris y una cebra preciosa llamada Calix. Un día la cebra desapareció, entonces los animales la buscaron por todas partes y no  la encontraban pero… ¡quedaba un sitio!, el pantano encantado. Ellos no se atrevían a entrar pero al final lo hicieron. Estaba tan oscuro que se cayeron en un hoyo, se oía música y se llevaron una gran sorpresa porque llegaba de un lago ¡allí estaba Calix! La saludaron y le dijeron lo preocupados que habían estado por ella. Entonces bailaron y se divirtieron todos juntos.

♦ Los tres amigos en la ciudad de Holibut de Marta Carrillo

Érase una vez tres amigas llamadas Trompina la elefanta, Lola la leona y Cebri la cebra. Ellas siempre estaban juntas y nunca se peleaban, pero un día se pusieron a pegarse y Trompina se enfadó, se fue y sin darse cuenta se metió en un camión. La elefanta estaba pidiendo socorro pero no la oían. Al día siguiente sus amigas Lola la leona y Cebri la cebra buscaban a su amiga para pedirle perdón  y no la encontraban.  A lo lejos vieron un camión, y cuando paso cerca saltaron dentro y llegaron a la ciudad de Holibut buscando a su amiga, entraron en una casa donde vivían muchos animales y vieron a muchos elefantes desfilando, se metieron por medio y ahí estaba Trompina. Se pidieron perdón y nunca más se pelearon. Volvieron juntas a casa.

Anuncios

4 respuestas a – Cuentos

  1. maria jose dijo:

    Javi me ha encantado tu cuento.

  2. Anónimo dijo:

    Hola chic@s:
    soy Irene la tía de Marta, me han encantado todos los cuentos que habeis hecho, me parecen geniales y super originales. ¡¡¡ MENUDA IMAGINACIÓN!!!
    Me encanta este BLOG, mi sobrina me tiene puesta al día con todo lo que haceis en clase.
    Enorabuena para la seño Juani y para sus niñ@s.
    muchos besos para todos.

  3. JOSÉ dijo:

    Enhorabuena a todos por hacer estos cuentos tan chulis, me encantan

  4. Anónimo dijo:

    ¡Chicos/as soy yo Marta me encanta vuestros cuentos enhorabuena¡
    Un besazo para todos y todas con cariño .
    MARTA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s